domingo, 3 de septiembre de 2006

Aquí con dos cebollas




En realidad, ¿no ha tenido demasia_¶
da poca repercusión la polémica del¶
pasado SS de Günter Grass en Es_¶
paña? Sí, después de que algunos pi_¶
dieran que le retiraran el Nobel tam_¶
bién se acordaron de que podían exi_¶
girle el Príncipe de Asturias. Algo es¶
algo.
En todo caso, más bien la explica_¶
ción creo que va porque en la inte_¶
lectualidad hispana nos ciegan de_¶
masiadas vigas como para apuntar a¶
las pajas del ojo germánico. Pelar la¶
cebolla de Grass podría hacernos llo_¶
rar demasiado.
Es decir, ¿vamos a rasgarnos las¶
vestiduras porque un Grass adoles_¶
cente sintió la pasión nazi al final de¶
la guerra y no decimos nada de¶
nuestro Nobel Cela que se hizo cen_¶
sor de la dictadura franquista siendo¶
ya madurito?
Quien se arrepiente es dos veces¶
miserable, dice el aforismo y a veces¶
acierta y a veces no. Porque Grass ab_¶
juró de su pasado fascista mientras¶
Cela se hizo un escudo con el lema¶
Quien resiste gana, y ya está. Eso es,¶
la transición española fue el perdón¶
de los vencidos a los vencedores sin¶
que éstos lo pidieran y así están,¶
guardando sus cebollas sin comple_¶
jos.
¿Por qué si los documentos del¶
pasado nazi de Grass son de acceso¶
público, no hay aquí un archivo si_¶
milar? Veamos ya quiénes fueron de_¶
latores, colaboracionistas, censores,¶
abiertamente verdugos o simples¶
bufones de familia, municipio y sin_¶
dicato. ¿Que lo que le pasa a Grass es¶
porque era un látigo moral? No sé¶
en Alemania, pero desconozco auto_¶
res españoles que no se sientan capa_¶
citados para moralizar sobre todo.¶
¡Venga!, aquí en España que sea con¶
dos cebollas.

No hay comentarios: