miércoles, 27 de septiembre de 2006

La imagen de la polémica


Los musulmanes alemanes ante la polémica de Idomeneo:
Las reacciones en Alemania no han tardado en llegar, especialmente desde las organizaciones de musulmanes. El presidente del Consejo del Islam en Alemania, Ali Kizilkaya, ha reconocido que la escena de la cabeza de Mahoma “hiere los sentimientos de los musulmanes" y no ve diferencia entre “una ópera y una caricatura”, por lo que cree necesario retirarla del cartel de la prestigiosa ópera de Berlín. "El arte es libre, pero debe respetar a todo el mundo".
Más neutral se ha mostrado Kenan Kolat, presidente de la Asociación de Turcos de Alemania (la comunidad de extranjeros más grande del país), quien no cree que "la cabeza cortada del profeta pueda herir la sensibilidad de los creyentes". "Yo recomiendo a los turcos aceptar determinadas cosas, se trata de arte y éste tiene que ser libre".
Hoy en El País

Los musulmanes presumen de ser el monoteísmo menos idólatra y por eso en su arte apenas hay representación del ser humano. Sin embargo, ahora se ofenden más por dibujos (como las viñetas de Dinamarca) o maniquíes (como los decapitados en la ópera) que por personas de carne y hueso que son lapidadas, por ejemplo. El pecado de los musulmanes actuales es la idolatría de sí mismos.

No hay comentarios: