jueves, 14 de septiembre de 2006

Las chicas son guerreras


La realidad es misógina
Los padres detectan un aumento en los casos de acoso escolar (ver La Voz de Asturias 6/09/06). Dos datos remarcables: la mayoría de los casos de matonismo se dan en colegios concertados; y son más las acosadoras que los acosadores. Según la presidenta de la asociación de padres contra el acoso escolar, Encarna García:
"En el caso de los niños, el perfil del maltratador se corresponde con "un niño que experimenta una falta de afecto en su casa y que, en ocasiones, es sometido a malos tratos por parte de sus progenitores. Ya en el colegio no tienen más vía de escape que descargar sus traumas sobre otro compañero". En lo referente a las niñas, García plantea un matiz de diferencia. En su opinión "las chicas que someten a otras a vejaciones suelen ser muchachas a las que sus padres no niegan nada ni ejercen la más mínima autoridad" (texto de La Voz)
Aquí se terminan muchos mitos. El primero el de que en los colegios de pago hay menos peligros para los alumnos (ya que, según la muy retrógrada visión extendida de tantos padres, la pública está llena de inmigrantes y delincuentes). El segundo es el celebérrimo entre las feministas de que la violencia está estrechamente ligada con la testosterona. De las declaraciones de García se podría deducir que a los chicos les meten demasiado en vereda y a las chicas demasiado poco. Menos mal que lo dice una que se llama Encarna, si lo dice un hombre sería un machista patriarcal.Ya ven, las chicas son guerreras; y las leyendas, pues eso, leyendas

No hay comentarios: