viernes, 24 de noviembre de 2006

Festival de cine de Gijón


Arranca el festival de cine de Gijón. El segundo día ya tiene una buena anécdota. Se presenta la francesa Ça Brule, que trata de una chica que se dedica a pasear en su caballo por la Provenza hasta que se enamora de un bombero y es una historia que acaba muy mal. Mis compañeros llegan un poco tarde a la rueda de prensa y me comentan que se quedaron sorprendidos cuando empezó la proyección, “pensábamos que era la historia de una yonqui que se enamora de un bombero”, en la explicación previa al pase no debió quedar muy claro qué era eso de una chica enganchada al caballo.

Entre mis secciones favoritas siempre está Universo Media. Este año dedicado a las pantallas depredadoras, es decir, ésta desde la que lees esto (la del ordenata e internet) y, para más inri, las peliculillas que ya se hacen para teléfonos móviles. El director de Universo Media, Vicente Domínguez cita hoy en su entrevista en La Voz de Asturias a McLuhan para explicar que todavía nos queda mucho por ver: “somos primitivos de una era desconocida”. Eso me recuerda a lo que el realizador Simon Pummell dijo también en Gijón acerca del cine: “me pregunto si lo que llamamos cine hasta ahora no será lo que para nosotros es el daguerrotipo”. Entonces me pareció exagerado pero ya no. En la última edición de los Premios Príncipe de Asturias, el físico cuántico Juan Ignacio Cirac me aseguró que estamos “en la prehistoria de la informática”. Ya son demasiados avisos en muy poco tiempo.

No hay comentarios: