domingo, 5 de noviembre de 2006

Qué no hacer en una rueda de prensa


La presentación-rueda de prensa-espicha que montó Garci en Noreña con los actores de Luz de Domingo fue un despropósito. Primero, porque se trajo a toda una corte de autoridades, desde concejales de Noreña, a la alcaldesa de Gijón y decenas de desconocidos miembros del Comando Canapé. Y así, a la hora de subir al salón del Palacio del Rebollín –pasando por turnos en un pasillo cuyo suelo estaba a punto de caerse—las autoridades acapararon todos los asientos y dejaron que los periodistas (los que tenían que trabajar ese día) tuvieran que tomar notas de pie hacinados en la parte de atrás, en el pequeño hueco entre las cámaras de televisión y la pared.
Además fueron un poco bordes. Las normas las fijan ellos y ya está. Es decir, si no quieren dar entrevistas y prefieren dar una rueda de prensa pues que lo hagan y punto. Pero que no den la tabarra diciendo que se hacen pocas preguntas. Por lo mismo que a Hevia (que toca un tema en la peli) le fastidiará que le pirateen los discos, a los plumillas nos jode hacer preguntas para la competencia, las mejores cuestiones me las guardo para el cara a cara. Y si no quieren que les pregunten por cuestiones personales que no acrediten a la prensa del corazón, a mí me importa un comino la vida privada de Carlos Larrañaga o la de Paula Echevarría.
Por lo demás, ya veremos. Comprendo a Garci cuando se lamenta de que ya no haya cines en el centro de Gijón. Pero de ahí, a pensar (como dijo Alfredo Landa) que es que ya no hay talento ni creatividad en el cine... Eso es hacerse viejo y, lo peor de todo, un viejo chocho en vez de un viejo verde, que es más digno.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La culpa no la tiene Garci, que es borde por naturaleza. Otro gallo cantaría si todos los periodistas se fueran, o hicieran amago de irse, de todas esas ruedas de prensa donde se ponen límites. Y también, si no asistieran de mano a aquellas en las que hay una declaración y no se permiten preguntas. Lo mejor sería decir: Mi número de fax o mi correo electrónico es éste. La foto que te la haga tu padre.