domingo, 5 de noviembre de 2006

¿Quién era Laocoonte?


Después de oír que teníamos un gobierno anticlerical extremista, que los católicos vivían perseguidos en España como en los tiempos de la checa, y poco más o menos que en el día del Juicio Final se iba que tener que hacer un receso y aparte para ocuparse sólo de los ministros de Zapatero, resulta que va a haber una asignatura alternativa a la de religión.
Las confesiones que hoy prosperan o decaen en España tiene realmente muy poca fe en sus creyentes; ya que no confían en que los padres sepan transmitir los credos a los niños en casa y requieren maestros y horarios lectivos, pizarra y pupitre. Quizá se trata en realidad de que, más que la formación religiosa, se busca reducir costes. Eso que en el resto de los sectores económicos se llama subcontratación. Lo de la libertad de elección también se olvida porque parece que no gusta que haya padres que no quieran que sus hijos reciban ningún tipo de instrucción religiosa en la escuela y se les obliga a cursar una alternativa.
Bueno, está el recurrido argumento de que sin conocimientos religiosos no se puede entender la cultura occidental ni la mayor parte de sus obras de arte. No sobra saber cosas pero, ¿cuántos profesores de religión saben quién era Laocoonte?
Una pista, es ese griego* de mármol, de gesto retorcido con otros dos más pequeñitos y rodeado de serpientes. No? Pues está en el Vaticano pero no sale ni en el nuevo ni en el viejo Testamento. Es verdad que los años los contamos desde el nacimiento de Cristo, pero lo que es cultura, ya había antes.


*Más pistas, en realidad no es griego sino troyano. ¡Ánimo profesores de religión!


(Aquí me las den todas 5-11-06)

No hay comentarios: