sábado, 11 de noviembre de 2006

Rameras de cartón contra la especulación


Esta visto que no podemos confiar en los partidos políticos para detener el auge de los precios de la vivienda. La recalificación es muy jugosa para los ayuntamientos, los constructores prefieren sobornar concejales que ir por lo legal, e, incluso, las viviendas de protección oficial acaban siendo vendidas a precio de mercado. En este asunto los jueces y los fiscales entran a regañadientes, las cooperativas ya no sirven porque la nueva normativa deja en manos de gestoras privadas la organización de la construcción. ¿Qué hacer? Unos artistas israelíes (ver: http://www.veecee.net/beta.html) han creado prostitutas de cartón para sembrar las calles de Tel Aviv. Con las prostitutas a la vista de todos bajan los precios de las viviendas porque se degrada el barrio. Pero por la noche se tiran al contenedor, ¿funcionaría en España? Quizá algunos de los citados arriba se las acabarían llevando a casa para recordar a mamá.

No hay comentarios: