miércoles, 29 de noviembre de 2006

Un paso para la cultura española


¿A qué tanta polémica por la biografía "La presidenta" de Esperanza Aguirre? Lo que se ha demostrado esta semana es que en España, la mejor manera de guardar un secreto ya no es escribirlo en un libro.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esa presidenta es como el visir Iznoguz que quería ser califa en lugar del califa, vamos que por ella sería la presidenta del país y teme a Gallardón porque tiene más votos. También es como la de la canción de Cecilia, que quiere ser el niño en el bautizo, el muerto en el entierro. Va de progre con aspecto de señorita Rottenmeier y le teme al que parece Pitagorín. Con progres como esos ¡para qué queremos a la extrema derecha!