martes, 30 de enero de 2007

Aquí hay tomate


Paul Wolfowitz, halcón neocon y presidente del Banco Mundial (podría parecer que, en estos tiempos, son características sine qua non) luce los tomates de sus calcetines al descalzarse para entrar en una mezquita en Turquía y se convierte en la imagen del día. También en la risión generalizada.


Digamos que este gesto es lo más que Wolfowitz se va a acercar al problema de la pobreza.

No hay comentarios: