lunes, 26 de febrero de 2007

El próximo fauno


La literatura española es realista, me decían mis profes en BUP. No hay en El Cid espadas que hablan, ni magos merlines, ni nada de lo que en otras gestas europeas se estila en la época. El Cid es tan realista que hasta lucha del lado de los moros. Pareciera que los españoles hasta la llegada del boom hispanoamericano no pudieramos disfrutar de algo de magia aunque fuera adjetivando a otro realismo.


Y entonces llegó Del Toro y mandó parar. Aunque no se haya llevado el Oscar a la mejor película en habla no inglesa, los premios que ayer logró el Fauno son un hito. El Fauno a mí me encantó especialmente por haberse acercado de la forma en que lo hace a la Guerra Civil, apoteosis del realismo español. Pero, encima, es que todavía queda más. Junto a El espinazo del diablo forma parte de una trilogía que debería concluir con 3993, guión del asturiano Sergio Sánchez que La Voz explicó aquí y aquí en lo que pudo, claro.


Esperemos que, esta vez, cuenten con el apoyo del Principado. La primera vez no fue así.

No hay comentarios: