lunes, 9 de abril de 2007

Alonso veta a La Nueva


Se enfada el líder. Doble sentido, el primer campeón español de la F-1, semidios de los asturianos, se harta de La Nueva España y dice que ya no les dejará entrar en su ruedas de prensa. Se enfada el líder, el periódico de mayor venta y tirada de Asturias se despecha el domingo con una apertura a cuatro columnas denunciando el veto y justo detrás de una entrevista "realizada" al campeón (las comillas vienen a que no hay tal entrevista, y me dicen que es un remiendo de retales, corta y pega, de preguntas de otros y ruedas de prensa). Un oxímoron de dos páginas.


En realidad (y lo reconoce, ¡por fin!, La Nueva) el enfado viene de lejos. Ya en otros premios Alonso no les dejaba entrar pero sólo ahora se lo cuentan a sus lectores.


Tengo el corazón partido. Por un lado me chinchan todos los que deciden no hablar con un periódico, es una decisión infantil, propia de gilipollas. Por otro, Alonso es el primer asturiano capaz de plantar cara a La Nueva y su (en demasiadas ocasiones) gansteril concepción del periodismo.


Esto pasa el día en que Alonso consigue su primera victoria de la temporada. Abrumadora, con fans en la fuente.


¿Y si los seguidores de Alonso decidieran boicotear a La Nueva España?

No hay comentarios: