jueves, 26 de abril de 2007

El futuro que nunca fue


Este blog muestra unas postales de 1900 en las que se imagina que debería ser el mundo en el 2000. En algunas casi aciertan, como la de arriba, que imagina una especie de televisión proyectada. En otras, nos soprendemos de su ingenuidad o sus querencias, muchas teorías para controlar el clima (desde una misteriosa máquina cañón a techos de cristal sobre las ciudades), y sobre todo artilugios para volar. Al avión todavía le quedaba un poco.


No te rías, en el 2100 se partirán el culo de nuestras tramas de ciencia-ficción.
Siempre hay que ver Mira y calla.

No hay comentarios: