martes, 3 de abril de 2007

Papá de un tiro


La leyenda dice que Dalí (también lo oí de Kafka) un día se hizo una paja, echó el semen en un sobre y se lo mandó a su padre diciendo: "ya no te debo nada".

Keith Richards, simpatía por el diablo, se esnifó a su progenitor después de incinerarlo.

No hay comentarios: