domingo, 13 de mayo de 2007

El lado oscuro. Día 3

El gran retrato







Me levanté de buen ánimo por la mañana dispuesto a hacerme con un ejemplar del Manual del buen crispador del que había oído hablar en el encuentro con la dirigente del sistema Vega, y que pensaba utilizar en mis muchas maldades futuras. Así que, y dado que aún continúa la huelga del transporte, decidí quedarme en la capital de los principianos para indagar sobre ese libro oscuro.
Todo fue en vano. Tal tomo no existe; así que tendré que conformarme con lo que ya sé del reverso tenebroso de la Fuerza, que no es poco. En todo caso, y para no perder el día, decidí dar una vuelta por el centro de la ciudad. Al entrar en una plaza me encontré con que estaban pintando un gran retrato de alguien que, en un principio, pensé que era Ming el Despiadado, malvado de otro universo paralelo. Me frotaba las manos pensando que había encontrado un aliado para mis abyectos propósitos pero después me enteré de que, en realidad, se trataba del alcalde de la capital de los principianos.
Dado el tamaño del retrato, y como descubrí que el alcalde pertenece al mismo partido de Ovidio Sánchez (que he llegado a pensar que tener cierta intuición de la Fuerza por sus capacidades adivinatorias), decidí consultar a mi computadora por si pudiera establecer algún parecido con los otros líderes galácticos (Churchill o Mitterrand) que había mencionado. Pero no es así, la computadora de mi nave afirma que la costumbre de pintar retratos gigantescos era más corriente entre otros líderes planetarios como Stalin o Mao, de los que no sé absolutamente nada.
El hombre del gran retrato (anotación: se llama Gabino algo más. Investigar más adelante) aparece en otros carteles de la ciudad. Pero no sólo él. Por lo que he llegado a concluir, los diferentes candidatos a estas elecciones se exhiben repetidamente para tratar de ganar más votos. De entre todos los partidos hay uno que me ha interesado más que los demás. Sólo tiene tres candidatos, dicen que actuarán antes de las elecciones y todo su programa consiste en matar a seis animales que se llaman toros.

No hay comentarios: