martes, 15 de mayo de 2007

El lado oscuro. Día 5

Conchas para la nave lider







Creo que anoche me pasé tomando la bebida de manzana que beben los principianos. Me levanté agotado, no en vano tuve que usar constantemente mis poderes Jedi para que olvidaran mi cara cada vez que me levantaba la máscara para beber un trago. También creo que las propiedades de la bebida me han afectado de algún modo. Así que me he levantado un poco más tarde y después he decidido comprar un medio de comunicación prehistórico que los principianos hacen con papel y que se llama periódico*. Apenas entendí nada del primitivo periódico. Me senté en un banco para ver si podía recuperarme y revitalizar mi reverso tenebroso de la Fuerza, lo que me vino muy bien. Tras mi descanso, con los sentidos más despiertos, me di cuenta en seguida que había una fuerte perturbación de la Fuerza. Una lectura más atenta del periódico me confirmó lo que sentía. En unos días, los principianos va a recibir la visita del líder máximo del partido de Ovidio Sánchez (anotación: en cuanto haya una oportunidad, es preciso realizar al sujeto un análisis de midiclorianos, podría tener aptitudes para la Fuerza). Por lo visto la capital de los principianos ha dispuesto una serie de señales por su calles para que la nave del líder de ese partido pueda aterrizar sin problemas. En algunos puntos estratégicos de la ciudad hay unas representaciones metálicas de conchas (anotación: consultar a la computadora las relaciones de la ciudad con la fauna marina) que habían sido repintadas recientemente para resultar más brillantes. La nave del líder máximo no tendrá problemas para aterrizar, las conchas brillan intensamente cuando sale el sol (anotación: muy poco). Además de estas señales, un heraldo de este partido ha visitado el territorio de los principianos para preparar la visita después del aterrizaje de la nave; por lo que he leído me resultará fácil reconocerle porque tiene una oreja gigante. Como parece que ya ha terminado la huelga de transporte (anotación: quizá ayer sí hubo huelga en todos los comercios, y por eso está todo abierto) me he desplazado hasta el pueblo de Salinas en una vaina comunal para conocer al heraldo de la oreja gigante. Observé que los principianos tienen una curiosa costumbre para subir a las vainas comunales: se dan codazos para entrar los primeros, pero una vez en el interior se quedan estupefactos mirando la fila de asientos. Hice lo mismo para pasar inadvertido pero casi me caigo cuando arrancó la vaina. Me reconforta pensar que, al ser Salinas un pueblo con mar, guarde alguna relación con las conchas guía para la nave. Después me sumado al grupo que escuchaba al mensajero y resulta que el heraldo tiene las dos orejas normales, debe de tratarse un título honorífico. De todos modos, no me ha quedado claro para qué ha visitado a los principianos. El heraldo sólo habló de las elecciones en otro hemisferio del planeta, en un lugar llamado Navarra.
*¿y esa braga? Pues porque había un párrafo que se censuró en la edición de ayer y decía.
"Al adquirirlo me regalaron una prenda para cubrirme la pelvis y pensé que me serviría para completar mi disfraz. El hombre que me vendió el periódico me miró alarmado y me dijo que no podía hacer eso porque era una braga. Debe de tratarse de propaganda electoral del partido que descubrí ayer, Braga sin costura 3x5"

No hay comentarios: