miércoles, 16 de mayo de 2007

El lado oscuro. Día 6

Poderes curativos



Ayer por la mañana lució el sol sobre el Principado así que la nave del líder máximo del partido de Ovidio Sánchez no debería tener problemas para aterrizar. Las conchas guía que están dispuestas en diferentes puntos de la ciudad relucían intensamente. Por la tarde ya se había vuelto a nublar de nuevo (anotación: el clima aquí es muy inestable) así que me acerqué a la ciudad para asegurarme de que la nave había tomado tierra.
Un gran líder como el que yo esperaba necesita fuertes medidas de seguridad, así que di por supuesto que la nave estaría hábilmente camuflada en su pista de aterrizaje para los ojos inexpertos. Y era así, pero no para un Jedi como yo, aunque me haya pasado al lado oscuro. La nave del líder máximo (anotación: se llama Ra Joi ) pasaba inadvertida como uno más de los edificios de la capital de los principianos pero varios detalles la delataban. Primero, el nombre de la nave, Hoteldelareconquista , que aparecía claramente sobre la entrada; además, durante mi vigilancia he visto salir a varios pilotos y azafatas desde el interior. Lógico, al ser una nave tan grande, necesitará mucha tripulación.
El propio Ovidio Sánchez se introdujo en la nave para dar la bienvenida a Ra Joi. Cuando salieron en grupo aproveché mis poderes Jedi para confundir al séquito y extraer una muestra de sangre de Sánchez (anotación: esta noche mediré su nivel de midiclorianos, a ver que tal de intensa es la Fuerza en él) . Quizá me precipité un poco, un principiano que no pertenecía al séquito logró acercarse hasta el propio Ra Joi y creo que también trataba de hacer una prueba de midiclorianos, (anotación: parece que el sujeto se llama Ander y mide los midiclorianos de todas las celebridades que vienen al Principado ).
Después pensé que había dejado escapar una ocasión. Estaba claro que algunos de los principianos consideran que Ra Joi posee especiales poderes curativos. Unos pocos le acercaban los niños para que los tocara, pero los más interesados eran los ancianos, sobre todo las ancianas, que pienso que creen que su contacto les prolongará la vida. Los principianos más jóvenes lo miraban con curiosidad pero no lo tocaban.
A la entrada del lugar donde se iba a celebrar el encuentro con Ra Joi había un grupo de opositores que llevaban una pancarta del partido Cajadeahorros . Mientras el líder máximo se introducía en el recinto, Ovidio Sánchez se acercó a ellos y vi mi oportunidad de escrutar sus capacidades con la Fuerza. "Esto vamos a arreglalo", les dijo a los opositores que a su vez le reclamaron que lanzara al agua a uno de su partido. "Dile a Pelayo Roces que se moje", le decían. Ovidio le ofreció la mano (sin duda para usar sus poderes Jedi ) pero el representante de Cajadeahorros le contestó "no me deja el sindicato".
No me quedé a ver a Ra Joi porque quería llegar a la nave cuanto antes para realizar mi recuento de midiclorianos. A llegar me he enterado de que también visitó ayer el territorio principiano un señor de la guerra que hace años fue vicepresidente del planeta. No puedo estar en dos sitios a la vez, la Fuerza no es la panacea.

No hay comentarios: