sábado, 19 de mayo de 2007

El lado oscuro. Día 9

Otro espaciopuerto

Me he pasado un par de días agazapado en la nave a la espera de acontecimientos entre los principianos. Para ayer se esperaba por la mañana la llegada del coordinador general de la Alianza Rebelde (anotación: que entre los principianos se hacen llamar iuix todos en bloque en defensa de las personas verdes, y que cuentan con comandos de osos en los bosques) pero ha habido un problema climático y ha llegado con retraso. Resulta que los principianos no tienen su espaciopuerto en el Huerna sino en Ra Non, pero cuando hay niebla no pueden tomar tierra las naves espaciales. El coordinador de la Alianza Rebelde (anotación: se llama Gasparllamaradas, debe de ser el alias de la rebelión) ha tenido que volver en su nave hasta la capital plantearia y luego desde allí, llegar hasta este territorio en un vaina comunal. Espero que no haya traído refuerzos, porque igual se ha encontrado con osos por las montañas. He aprovechado su retraso para indagar en la visita de uno de los cortesanos del máximo líder Ra Joi, (que se llama Zaplana o que ha venido en aeroplano, es que no entiendo todas las transmisiones principianas).
Aeroplano también ha advertido a los nativos sobre las elecciones de Navarra, pero luego ha se ha dirigido a los indígenas para explicarles cosas que sí parecían tener relación con los principianos. Su Fuerza era muy intensa y me pareció un buen sujeto para atraerlo hacia el lado oscuro. Por lo menos intuía que ya había dado un paseo por aquí. De pronto se puso a hablar de la conspiración (como el día de mi aterrizaje me pasó un taxista), así que huí entre las sombras. Por si me descubren.
De todas formas, la exploración no me resultó inútil. Después me enterado de que el presidente del otro hemisferio del planeta, el de Navarra, ha declarado que pilota tan rápido su vaina que no le ve ni la policía galáctica. Ya empiezo a atar cabos y todo me cuadra. No creo que los principianos se queden tan tranquilos ante un reto semejante. Toda esta historia con Navarra no debe de tener que ver con las elecciones sino con las carreras de vainas. Y debe haber una entre los dos hemisferios el mismo domingo de las elecciones. Los principanos entrenan mucho, en las vías de comunicación entre sus ciudades hay miles de espontáneos pilotos aficionados que compiten en carreras improvisadas y los demás conductores se quedan maravillados contemplándolos. La policía galáctica no puede con todos.
Ya se va acercando el día de las elecciones y, poco a poco, creo que ya voy entendiendo a los principianos. Con algunas cosas me equivoco porque tienen una forma de llamarlas muy extraña, ya me dirán por qué llaman espaciopuerto a un paso en las montañas si luego las naves espaciales llegan al lado del mar, y sólo cuando no hay niebla. No me extrañaría nada que, toda esta insistencia con las vainas, acabe significando que al presidente aquí lo escogen en una carrera.

No hay comentarios: