jueves, 3 de mayo de 2007

Mal observador


L'Osservatore Romano se pasa por llamar terrorismo a unas críticas certeras. Menos heréticas que la comunión con el IRA. Pero se matiza; el papado de B-16 tendrá como lema "un paso adelante y dos atrás", bueno para el paleólogo.


Los hombres cibernéticos ya dan cuenta de la caridad en un mundo en que dios ha muerto.

No hay comentarios: