domingo, 6 de mayo de 2007

Poco Brillante

Javier Morán, que gusta de llamarse periodista en LNE, censura el libro de Dawkins en su hoja dominical que anhera el sídono diocesano. ¿Se habrá leído Morán El Espejismo de Dios que critica? Me temo que no. Lo califica de "libro de autoayuda" (¡¡¡), dice que no aporta nada nuevo, bueno, y hasta lo tilda de "palabrería anglosajona". Cielos, qué prejuicios.

Anglosajón es hasta el tuétano, sobre todo porque por ahí acechan los creacionistas. Aquí, tenemos otros problemas, ya reseñados, que siempre esconden la superstición bajo el eufemismo de "libertad de elección" de los padres. Ora pro nobis.

No hay comentarios: