miércoles, 11 de julio de 2007

Ciudadanos educados


Según el foro cambia el argumento. Hace poco pillé en el canal católico un debate sobre Educación para la Ciudadanía en el que el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, explicaba sus argumentos de oposición. Esencialmente era que, según él, la asignatura niega que haya dos sexos y propugna "cinco géneros" (intuyo que hombres y mujeres hetero, los gays, las lesbianas y los transexuales). Es una crítica bastante chorra, parecida a la que trató de centrar el debate sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en la palabra matrimonio. Hasta clamaron a la RAE, pero la academia sólo limpia o fija lo que el pueblo da esplendor.


En Oviedo, Camino se deshace al andar y cambia. Ya no son los contenidos sino el Gran Hermano estatal. Dice que lo malo de la asignatura es que deja en manos del Estado la formación moral de los alumnos. Benigno Blanco, otro talibán asturiano, al frente del Foro Español por la Familia, defendía lo mismo por la mañana en la SER.


El ABC de estos días abría a tope con "los padres católicos" que se oponen a noséqué. Habría que preguntarse qué pasaría si esas oposiciones se dieran entre padres musulmanes o padres budistas. Se pongan como se pongan la moral no se aprende en la escuela, sino en casa y en la calle. O en el fútbol, que decía Camus. Con todo el Estado tiene derecho a impartir unos mínimos de conducta ética, más cuando tendremos que cuajar a ciudadanos venidos de tantas partes con pensamientos tan distintos. Y son mínimos tan razonables que Camino ha tenido que cambiar el argumento.


De nuevo vemos que no hay choque de religiones, sino choque entre un concepto teocrático de la sociedad y la auténtica democracia que respeta la libertad de creencias pero que la clerigaya aquí llama laicismo. Viene por debajo un terror de la iglesia española, el del día (dios lo quiera) en que se pueda denegar un concierto a los colegios en los que se enseñe que los homosexuales son enfermos. Pero es lo que haríamos si en una clase se dijera que los negros son inferiores.

No hay comentarios: