domingo, 22 de julio de 2007

Siete jueves a la semana

Pasaba la semana, de lunes a jueves, como si fuéramos un país europeo y moderno, en pleno siglo XXI. Pero llegó el viernes y el fiscal general del Estado y un juez nos arrastraron unas décadas atrás y hasta la otra orilla del mediterráneo, a vivir en una tiranía orientalista donde se puede secuestrar una revista por hacer bromas de la corona.
¿Cuál es la injuria de la portada de El Jueves ?, ¿que los príncipes están desnudos? Hay un cuento que explica que hay que ser cínico para no verlo. ¿Es la postura de la cópula o el chiste sobre la nula actividad laboral del heredero? Esta es la pera que nos trajo Del Olmo sin que se la pidieran.
Como si de verdad el magistrado se pensara que el rey de aquí también es comendador de los creyentes ha hecho peticiones medievales, reclamando "los moldes" de la portada. Del Olmo nos aplica una ley del tiempo del huecograbado, un delito de lesa majestad de esos de antes de que hubiera guillotinas. Un día más tarde, se acuerda de que existe internet y busca la manera de cerrar también la web de la revista; ahora que ya todos conocen la portada. Tonto el español que no la vea.
Aquí, que fuimos tan valientes para defender a los daneses cuando las hordas de analfabetos islámicos cargaron contra sus caricaturas; aquí ahora nos topamos con un Mahoma dual, hecho de Felipe y de Letizia. No lo sabíamos, nos distraían los bautizos, y resulta que la monarquía española era todo un Corán. Pues para esto, vale más contar siete jueves a la semana y todos los días un 14 de abril.




(Aquí me las den todas, 22-07-07)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

http://eljueves.blogia.com/

Small Blue Thing dijo...

(joder el de blogia que pesadito...)

Más quisieran los Borbones saber siquiera leer el Corán ;)