lunes, 10 de septiembre de 2007

Como dios manda


No han acertado a estas horas de la mañana ni El País ni la Ser en el titular correcto sobre la candidatura de Rajoy, propuesta 7 meses antes de las elecciones. Acierta, ¡oh sorpresa!, El Mundo * porque destaca sobre todas sus declaraciones que el líder (se supone) del PP promete hacer un gobierno "como dios manda".


Claro, por eso no te podemos votar. No vaya a ser que imponga una teocracia tipo iraní y sus primeras medidas sea acabar con el matrimonio gay e implantar como obligatoria la asignatura de religión (católica, la única verdadera) en todos los cursos de 0 a 18 años. Rajoy no tendrá ministros ni sus consejos sino tablas de la ley y voces que salen de arbustos en llamas que no se consumen.



Pero no. Lo que pasa es que Rajoy habla así, con chascarrillos de los años 50, hace chistes como los de las películas de Paco Martínez Soria, es don erre que erre, la ciudad (a menos que sea una capital de provincias) no es para él. Ya lo contó Carlos E. Cué en su blog de campaña, y lo hizo muy bien.



Si es que Rajoy no es malo, es que es retro. O démodée.
*Pero ya --por la tarde-- lo cambiaron, demasiado mundanos en el mundo.

No hay comentarios: