sábado, 8 de septiembre de 2007

Crítica a Canal de Historia


Desde que tuve televisión por cable Canal de Historia ha a sido uno de mis favoritos. El viejo lema periodístico de "informar, formar y entretener" se cumple a rajatabla, sobre todo lo de entretener, y tampoco habría por qué pedir más. Para formarse de verdad nunca habrá nada mejor que un libro.


Pienso que, en general, los documentales que emite son bastante rigurosos pero, después de unos cuantos años siguiendo su programación, no puedo dejar de destacar que hay un grupo de ellos claramente tendenciosos.


En fin, no hay mucha polémica ni carnaza en la invasión napoleónica de Rusia, en la llegada de los pueblos del mar a Creta o en la derrota sajona de Hastings. Vale que en Lost & Found se maravillen con el primer microondas o la autocaravana que recorrió EEUU de costa a costa y pasen de puntillas sobre cualquier objeto que no pertenezca a la cultura anglosajona. En realidad eso es culpa de los demás que no hacemos bastantes documentales sobre nuestra propia historia y el canal recurre a quien sí produce.


Pero es que hay dos temas que siempre los hay que coger con pinzas. Por un lado la última guerra de Irak. Es un conflicto reciente, tanto que ni se ha acabado, pero el canal emite algunos documentales de tono triunfalista y tendencia neocon que no hay quien los aguante. Son tan obvios que no me parece que tengan mucho peligro.


Sí lo tienen toda una serie (no una serie organizada sino un conjunto de documentales) que se acerca a la veracidad histórica de los sucesos bíblicos, al Jerusalen de los tiempos de Jesús, o las profecías de los evangelios. Es un vergüenza que se emitan esos documentales sin tres o cuatro rombos que adviertan que se trata de ficción, o peor política-ficción, y no de historia. ¿De verdad hay que aguantar que, al lado de un digno retrato de los sucesos de la Revolución Francesa, se emita un montón de sandeces pseudocientíficas para justificas la apertura de las aguas del Mar Rojo en tiempos de Moises? ¿A qué responde que en Canal de Historia se dedique más espacio a la antigua Judea que al imperio persa?


No hay más respuesta que el interés religioso, y es de agradecer que el canal emita hasta el último de los títulos de crédito en cada reportaje, para saber para quién ha sido elaborado. Es comprensible que los fundamentalistas del Bible belt aplaudan con las orejas esas chorradas pero, por favor, no con el rótulo de Historia, ni de arqueología.

No hay comentarios: