viernes, 7 de septiembre de 2007

Culos contra Bush


Así decidieron algunos australianos recibir a Bush, con un concurso de calvos, mostrando las nalgas en actitud de desprecio, igual que los escoceses en la batalla de Stirling que rodó Mel Gibson (australiano) en Braveheart. Homer Simpson pensó --en el capítulo en que conoce al actor-- que habían ganado la batalla enseñando el culo hasta que los invasores ingleses se cansaron y se rindieron. Esperemos que no sea el caso.


Tonto del idem, Bush confundió a los locales con austriacos.

No hay comentarios: