domingo, 9 de septiembre de 2007

Integrismo "justformen"


Habrá quien analice los mensajes que lanza Bin Laden en su último vídeo, sus amenazas más o menos concretas, sus exhortaciones a la conversión de los infieles norteamericanos... Nada de eso importa, para mí el detalle más importante es que se ha teñido la barba.
Tantos rumores sobre sus dolencias renales, que si anda oculto en una cueva remota en las agrestes fronteras entre Pakistán y Afganistán, la cosa es que el líder de Al Qaeda sacó tiempo para mandar que el trajeran algo de Justformen , quizá un poco de henna, para disimular las canas que no puede esconder el turbante. Hay un nuevo fundamentalismo más coqueto, es lo más metrosexual que puede llegar a ser un integrista.
Claro que no extraña porque el terrorismo de Al Qaeda es sobre todo marca registrada, promos televisivas para que las franquicias locales se adhieran a la multinacional. No tenía razón Aznar cuando decía que "todos los terrorismos son iguales". No es verdad, cada uno es tan distinto que exige respuestas totalmente diferentes. Por no bajarse de esa burra, el conservadurismo español se ha pasado ya casi cuatro años tratando de endilgarle el 11-M al terrorismo de ETA --que es más de bordados en capuchas y txapelas-- en vez del que corresponde, que no pasa de ponerse unas mechas.
Son los mismos que acusaron a quienes se opusieron a la invasión de Irak de apaciguadores, que sacaron armas de destrucción masiva de la nada, que comparaban a Sadam Hussein nada menos que con Hitler. Tanto argumentario que sólo era cotilleo de peluquería.
(Aquí me las den todas, 09-09-07)

1 comentario:

eulalia dijo...

Y además, por lo que se aprecia, ha pasado por corporación dermoestética para que le quiten algunas arruguillas.
Saludos.