domingo, 16 de septiembre de 2007

Los padres pitagoricos


Afortunadamente quedan muy pocos padres pitagóricos, o al menos no se hacen notar. Los seguidores del filósofo griego no creían en los números irracionales así que hubieran puesto el grito en el cielo si se enteran de que en la asignatura de matemáticas se enseña a los niños la posibilidad de hacer raíces cuadradas de dos. Los pitagóricos también rechazaban el consumo de alubias pues pensaban que con la flatulencias se perdía el alma. Aunque, seguramente, eso hubiera quedado el ámbito de lo privado y los objetores de conciencia de la fabada nos hubieran dado igual.
El caso es que los números irracionales existen, y los irracionales capaces de montar un número en la escuela por el alma, también. En concreto, y en cifra redonda, 84, que son los padres que han decidido que sus hijos no cursarán la asignatura de Educación para la Ciudadanía porque alguien les ha dicho que es "el mal" y una perversión de las costumbres.
Echen cuentas, salen unos 112,56 niños --porque la media de hijos por padres es de 1,34-- que no pasarán la Secundaria porque, se les ha advertido, se van a quedar con un suspenso. Un cero, claro que ese es un número que tampoco conocían los pitagóricos.
El caso es que esta es una polémica que, pese a su apariencia de batalla moral, llevó sus beligerancias al terreno de los guarismos. Porque Benigno Blanco, vicepresidente del Foro Español de la Familia, había asegurado que los objetores a la Ciudadanía iban a ser por lo menos 15.000. Alarmado por lo que no le parecía natural, no supo usar los números enteros.












(Aquí me las den todas, 16-09-07)

2 comentarios:

Lord Nelson dijo...

Hola. Sigo tu blog desde hace meses, y como no hay dirección donde escribirte, te pongo este comentario que luego puedes borrar. Visita http://unmundodeceluloide.blogspot.com/

Eulalia dijo...

Viendo lo que se ve en este país, y escuchando declaraciones como las que se escuchan, me asombra gratamente que solo hayan sido 84 los que se han declarado objetores.
Por lo visto hay más gente sensata de la que nos quieren hacer creer.
Aunque, bien mirado, de ser cierto que cada "secta" ha decidido enseñarla a su manera, tampoco es tan sorprendente.
Nada, no me hagas mucho caso, los madrugones me impiden razonar correctamente.
Saludos.