jueves, 18 de octubre de 2007

Perdones del 34


La Voz de Asturias sigue la polémica sobre si se debe pedir perdón por la Revolución de 1934, lo cierto es que el PSOE de la época lo hizo, o al menos Indalecio Prieto:


"Me declaro culpable ante mi conciencia, ante el Partido Socialista y ante España entera, de mi participación en aquel movimiento revolucionario [de octubre de 1934]. Lo declaro, como culpa, como pecado, no como gloria. Estoy exento de responsabilidad en la génesis de aquel movimiento, pero la tengo plena en su preparación y desarrollo. Por mandato de la minoría socialista, hube yo de anunciarlo sin rebozo desde mi escaño del Parlamento. Por indicaciones, hube de trazar en el Teatro Pardiñas, el 3 de febrero de 1934, en una conferencia que organizó la Juventud Socialista, lo que creí que debía ser el programa del movimiento. Y yo -algunos que me están escuchando desde muy cerca, saben a qué me refiero- acepté misiones que rehuyeron otros, porque tras ellas asomaba, no sólo el riesgo de perder la libertad, sino el más doloroso de perder la honra. Sin embargo las asumí."



¿Hay alguien (salvó quizá Dionisio Ridruejo) que haya hecho algo semejante con el franquismo?


Toda la revolución del 34 va con el tiempo convirtiéndose en un juego de verdades y mentiras. Fue urdida por socialistas y anarquistas, los comunistas se apuntaron en el último minuto y, sin embargo, mantuvieron su bandera durante más tiempo que el resto (los socialistas, ya se ve, pronto se dieron cuenta del error de cálculo; los anarquistas que fueron en zonas de España la mayor fuerza obrera, fueron barridos por la guerra y dictadura).


Si en Asturias se vive un revival del 34 es hoy, sobre todo, por la apropiación de los nacionalistas asturianos, de octubre a ochobre en 70 años.


Escuchad a Hayden White, autor de Metahistoria, lo malo de la historia no es que la escriban los vencedores, a veces triunfa la versión de los derrotados, siempre, aunque esté escrita por historiadores, es un relato, es un relato, es un relato.

No hay comentarios: