lunes, 5 de noviembre de 2007

Cazador de niños

A César Vidal, cagalibros, experto en todo y primer hereje protestante capaz de acaparar los escaparates de la católica franquicia de las librerías San Pablo, le ha molestado mucho este cartel:



Es el de un festival de cine, con un niño que viendo Eyes wide shut se pregunta por qué se ven tantas chicas en bolas y tan pocos chicos, que debe ser lo que a él le apetece. Vidal --que hace bueno el dicho de que quien ve mierda en todas partes es porque tiene los ojos llenos de mierda-- ha acusado a los festivaleros de lobby gay con pretensiones de "cazar niños". Ahora le quieren denunciar a él. Muy común entre religiosos de toda laya confundir homosexualidad y pederastia, sobre todo para ver si cuela por lo que les toca. Pregúntense por qué la Iglesia católica expulsa a un sacerdote que se declara homosexual pero esconde de la justicia a los que les gusta tocar niños.

Bueno, Vidal es protestante. Para él este vídeo, el cazador de niños por antonomasia, y era predicador, como él.


1 comentario:

Small Blue Thing dijo...

¡Qué peliculón!

Tenía yo un compa de facultad que, al reclamar el cerapio que le puso un profe de Arte Contemporáneo (al que llamábamos C3PO, por cierto), el tipo le dijo "esto es demasiado maduro: seguro que lo has sacado de algún libro".

Mi compa, sin inmutarse, le dijo "está usted acusándome de algo muy grave, que además es delito. Confío en que me denuncie por ello, porque si no, le denunciaré yo a usted ahora mismo por injurias".

Ni que decir tiene que aprobó. Y creo que con Notable.

Pues lo mismo pasa con Biggie Vidal: si cree que hay una red de pederastia escondida en la FELGT (con cuyos responsables de voluntariado tuve hace años una de las conversaciones más surrealistas de mi vida), que ponga una denuncia; o se prepare para ser denunciado por difamación.

Si no existieran estos tipos, habría que inventarlos.