jueves, 1 de noviembre de 2007

Veladamente hablo del tanga


Yo que estudié del bachiller a la Universidad (incluída) en centros religiosos (católicos, vaya) tuve que aguantarme los veranos con pantalones largos. Aunque las chicas podían lucir (yuhu!!) sus piernas en shorts o minifaldas, a los chicos se nos prohibía expresamente vestir bermudas. En el bachillerato le pregunté a la profe de mates el por qué de esa discriminación y me respondió que me dejaría lucir cachas si me depilaba. Hoy lo hubiera hecho y casi me atrevo a decir que enseñaría medio muslo, pero entonces era un adolescente demasiado acojonado por la presión social.


¿Pueden ir las chicas musulmanas a la escuela con velo? ¿pueden ir las profesoras? Sí a la primera pregunta con matices, rotundo no a la segunda. Estoy totalmente en contra de los centros concertados, mi opinión es que todos los fondos públicos deben dedicarse exclusivamente a la escuela pública. No aceptaría una profe con velo, de cualquier tipo, en una escuela pública (tampoco a una profe monja con su hábito, tampoco a un profe budista con túnica naranja). Mucho menos estaría de acuerdo en que se concertase un colegio musulmán en el que se pudiera hacer. Me horrorizan las ayudas a centros del Opus donde estudian separados niños y niñas. Quizá convenga decirlo a esta altura, no sólo soy ateo, la mayor parte del tiempo soy profundamente antirreligioso.


Pero no 24 horas al día. Hay muchos tipos de velos, desde un pañuelo que cubre el pelo y la nuca al burka afgano que difícilmente se verá en la ESO. Claro que creo que cada cual debe ir como quiera, con una precisión importante. Yo, como Zizek, pienso que sólo es libre la mujer musulmana que no va con velo, la que sigue la tradición no lo es.


¿Debe primar el derecho a la educación sobre cualquier circunstancia? Bueno claro, mejor aprender matemáticas (y gimnasia o música o Educación para la Ciudadanía) con velo, que no saber nada de nada y perpetuar roles machistas que repugnan en el mundo islámico tanto como en el europeo, ¿o no se acuerda? Aquí gracias a La huella digital , el contrato de una maestra en España en 1923. No dice nada de velos pero piden dos enaguas.


Yo prefiero esperar a que la niña me diga que no quiere llevar el velo. Quiero que se ponga a prueba la capacidad del Estado para resistir el sacrosanto y tantas veces esgrimido (sobre todo por los católicos) derecho de los padres a educar a sus hijos según su criterio. Bonitas palabras que esconden, a veces, la semilla de la tiranía. En el primer caso que se dió en España de nena con velo en clase, el padre demostró su paranoia. Sí, aquel día defendía el pañuelo inofensivo de la chica, pero advertía que le daban asco las playas españolas con todos esos bikinis de satán y que esperaba que la suya nunca tocara la arena ni el Nivea.


Vamos, que a mí el velo me da igual o me da poco. Yo me tapé las piernas, ahora bien. Desde aquí me conjuro con todos los que se me unan a luchar hasta la muerte por el derecho de esa chica a hacer un día top less si le place, a partirle la cara al padre si ella quisiera ponerse tanga. Y lo que me da miedo es que en una hora verdadera como esa quienes menos te lo esperas (o quizá no) puedan fallarte.

6 comentarios:

Eulalia dijo...

Yo estudié en un colegio de monjas.
Jugaba a baloncesto en el equipo del cole y el uniforme era:
Polo blanco de media manga, falda roja, calcetines blancos, wambas (victoria, aún no se habian inventado las nike y similares) y ¡bombachos! rojos, debajo de la falda. Los bombachos eran una especie de bermudas muy anchas, cogidos con goma al final de las perneras. Y servían para que no se nos pudieran ver las bragas de cuello alto que había entonces, ni por descuido.
¡Ah! y como los exámenes finales los hacíamos en un instituto ajeno al colegio, en el de religión, que lo solía hacer un cura, teníamos que ponernos una rebeca por encima de lo que lleváramos, aunque hiciera un calor de mil infiernos, para que no se nos vieran los hombros, si llevábamos un vestido de tirantes.
Así que teniendo en cuenta que los musulmanes viven en el siglo 15, más o menos, no me extrañan demasiado sus costumbres.
Otra cosa es que, viviendo aquí, no se adapten a las nuestras.
Debería ser de aplicación impepinable aquello de: "Donde fueres, haz lo que vieres".
Saludos.

zina montenegro dijo...

Como no se tu edad, no me ubico en lo que dices. Estoy de acuerdo en anteponer la educación a los velos, y no sacrificar aquella por un formalismo. Pero en lo demás no te entiendo. Yo estudio en un instituto de barrio de Santander, y esa fotografia que describes de persecución, sometimiento y opresión no la veo en mis compañeros de centros concertados y privados. Es mas, la mayoria de ellos estan en colegios con muchos menos medios que los ies, y gozan, sin embargo, de una libertades en el trato con sus profesores, o a la hora de plantear iniciativas, que yo ni huelo. A mi me parecen gente normal, y no se porque el estado no va a pagar parte de su educación, son un servicio público, y encima mas barato. Pero tu has estado dentro, yo no, asi que sabras mas que yo. Lo que pasa es que , hablando de velos, los que os definis por oposición (los anti...), ¿no debeiais quitaros el velo?.

Small Blue Thing dijo...

Quitate un poquito el velo, Lordo, y mírame.

Dime por qué no soy libre

Lordo dijo...

Bueno Pitu, sólo con leerte se ve que tu siempre serás libre. Pero la tesis de Zizek no vale para tu caso porque eres conversa.

Y, chicas, yo no llevo velo, lo mío es una máscara.

Small Blue Thing dijo...

¡Una... como una olla no vale! ¡Dos!

Este viernes habrá post al respecto, palabra, que esta semana no me dio tiempo.

Cogeré el tema tuyo de las niqabis estas del cáncer de mama, con lo que creo es la explicación más lógica porque en UAE no hay casi niqabis.


Eulalia, una hijabi con iPod, ¿también vive en el s. XV? XDDD

Eulalia dijo...

Pitufina, no iba por ti la cosa, ya lo sabes, ni por las muchísimas personas maravillosas que hay en esta comunidad, que las hay, pero creo que mi razonamiento secular es bastante exacto respecto a la forma de contar los años de los islamistas más "auténticos" pues, según creo, (corríjeme si estoy equivocada) empiezan a contar desde algo referente a Mahoma, y me parece que ese algo sucedió alla por el siglo 4º o 5º, así que para ellos este no es el 2007, que es un dato cristiano, sinó bastante menos.
Y no me dirás que las comunidades que obligan a sus mujeres a ponerse burkas y cosas así no son bastante retrógrados.
Conocí a un muchacho marroquí, que me enseñó una foto de su novia, con la que se casó poco después. Me llamó la atención que llevara el pelo a la vista y se lo comenté. Su respuesta fue de lo más lógica: Si tiene un pelo precioso, no veo porqué no ha de lucirlo. El muchacho respetaba las leyes del islam, el mes del ramadán, hacía la jornada seguida para poder llegar a su casa a la hora de la cena, y no comía nada durante la jornada laboral, etc.
Pero era una persona razonable, moderna y que se había adaptado a la sociedad en la que vivía.¡Ah! ella también era marroquí y practicaba la misma fe.
Saludos.