lunes, 17 de diciembre de 2007

Encuentro de monstruos


A costa del último libro de Federico (¿cuál si no?, Jiménez Losantos) Arcadi Espada ha publicado una correspondencia con Javier Neira. Fijen el 16 de diciembre del corriente en los anales, fecha de tal encuentro de titanes. ¡Qué dos monstruos!


Arcadi alaba las federicadas en una última boutade --Arcadi, que no ha caído en que lo que aborrece de Çapatero es precisamente lo que alaba de Zarkozy--, aunque ya no se le distingue cuándo va en serio y cuando en broma, porque retrata aquellos polvos de la Cataluña setentera, de ahí estos nuestros lodos. Lo mejor es cuando justifica que llamaran marica a Zerolo, pues las barcelonesas señoras de entonces sufrían (por lo visto) acosos peores del gremio gayer. Vivir para ver, y yo que contaba con que el franquismo los homosexuales estaban perseguidos. Debe ser un nuevo negacionismo rosa.


¡Ay! ¡Y Javier!, inefable, desconocido para todos los que no sean asturianos. Destaca su "fe federiquista", se queda corto tal hijo aventajado. Único ser sobre la tierra que aún cree que existen las armas de destrucción masiva de Irak, ha sido defensor de la teoría de la conspiración hasta ayer mismo, puso negro sobre blanco que ZP es de la misma ETA, y escribe cada día 100 líneas en La Nueva España donde se equivoca cada jornada sin tregua.


¡Qué dos monstruos! De esos que, como decía Nieztsche, se han vuelto monstruos a fuerza de luchar contra ellos.

No hay comentarios: