miércoles, 9 de enero de 2008

El Estado omnívoro


Así es como había pensado titular mi columna del domingo y ahora me arrepiento de no haberlo hecho así. Es de lo que único de lo que me retracto porque la escribí con el ánimo más faltoso posible, con ganas de incordiar y que de que todo quisqui se sintiera aludido. Parece que así ha sido, quizá un poco demasiado.


Hoy me ha contestado Fabiola Leyton, directora AnimaNaturalis España, con una carta al director en La Voz de Asturias que enlazo, aunque vaya a revelar mi nombre (tampoco era tanto misterio). También me han puesto un vínculo (mil gracias) en el blog de Jóvenes por la Ecología de Asturias, y de muy buen rollo, plantean una pregunta y ya. La cuestión era si los vegetarianos, en el caso de ser mayoría, harían leyes que nos prohibieran comer carne a los demás. Mi querida Pitufina dice que sí.



Venga, mi respuesta.


A Fabiola le diría que se releyera el artículo, en realidad trata de hacer una metáfora con el vegetarianismo sobre la intolerencia de los obispos católicos, contra lo que yo cargo en realidad. Pero no me escondo, no dejo de pensar que existe una gran intolerancia en quienes asumen una elección como la única posible, tan buena que debe imponerse a los demás por la fuerza.


Yo no soy carnívoro, son omnívoro, le doy a las dos cosas. Por supuesto (¿es necesario aclararlo?) creo que no se debe ser cruel con los animales, no me gusta la gente que viste pieles, no me gustan las corridas de toros (los encierros sí) y siento simpatía por el Proyecto Gran Simio, aunque con muchos matices. Sigo pensando que los animales no son titulares de derechos, más bien los humanos tenemos responsabilidades y deberes para con los animales. Como no creo tener toda la razón sobre este asunto estoy dispuesto a discutirlo.


Una cosa, me he leído todo lo que ha caído en mis manos sobre alimentación de bebés y niños en los últimos diez meses. Os aseguro que no hay nadie serio que que recomiende una dieta vegetariana a menores. Me parece una espléndida elección para los adultos, pero los nenes tienen que tomar de todo. Esta misma reflexión, ya lo dicho alguna vez, me vale para la religión. Creo que no se debería educar a los niños en ninguna creencia concreta, que se les muestren todas y, más tarde, en la madurez, que elijan la que crean conveniente.


A eso iba lo del Estado omnívoro, uno en el que se respete que cada cual pueda optar por lo que le parezca mejor, aunque otros elijan cosas que no nos gustan. Particularmente (quien se haya pasado por aquí ya se habrá dado cuenta), yo pienso que la religión --todas, no tengo preferencias-- son perniciosas y falsas. Pero muy lejos de mí creer que se pueda imponer a nadie el agnosticismo o una forma de vida pagana. Que cada uno viva según sus creencias, aunque yo piense que son absurdas, mientras no haga daño a nadie.


Existen las buenas personas --hay buenas personas judías, cristianas y musulmanas (de hecho la mayoría lo son)-- y hacen cosas buenas. Las malas personas hacen cosas malas, pero sólo la religión es capaz de lograr que las buenas personas hagan cosas malas. Y lo están demostrando continuamente.

8 comentarios:

Small Blue Thing dijo...

Errata:

os aseguro que no hay nadie serio, que tú conozcas, que recomendaría una dieta vegetariana a niños.

Y si no, bajate al Foro y verás la planta de Onco infantil de La Paz. Que a lo mejor hasta corres en dirección contraria a bajar la nevera.

Anoche no me dio tiempo a incluir que, que yo conozca, sólo La estirpe elegida de Arsuaga vincula la evolución con la caza. De lo cual se deduce que en la Sima de los Huesos hay curro para aburrir y a Arsuaga se le ha olvidado que hay más simas con menos huesos en América y sobre todo en Asia... claro, que esas le joden el libro; y que Arsuaga come carne.

Y no es un libro de biología, es un libro de paleontología con un título que haría las delicias de los jesuscampers.

En todo caso, si comes carne debes plantearte las consecuencias de lo que comes. ¿O vale tu dieta la ruina de un pueblo entero de Costa Rica?

Small Blue Thing dijo...

Y tres: que Arsuaga no se acuerda de lo grandes que eran los mamuts :D

factoria7gritos dijo...

Quería comentar algunas cosa:

- Es cierto que hay dietas vegetarianas para niños y que son sanas.

- El libro de Arsuaga se titula la especie elegida. Arsuaga ha demostrado mucho rigor en sus investigaciones científicas y tampoco conozco nadie que le rebata el punto de evolución-carne con argumentos tan razonables como los que él expone.

- Que en un determinado momento la especie haya evolucionado gracias a una dieta carnívora no supone que deba que evolucionar así en el futuro.

- Si el interés de los vegetarianos es las consecuencias sociales de lo que se come, entonces se puede comer carne proveniente de agricultura y ganadería ecológica. Y no hay por qué ser vegetariano.

- Si la razón es no matar animales, entonces es cierto que no queda más remedio que ser vegetariano.

Lordo dijo...

Gracias factoria7gritos por tu comentario, me parece muy cabal todo lo que dices. Aún así, y reconociento que tengo muy en cuenta lo que decís tanto tú como Pitufina, no me acaban de convencer las dietas vegetarianas para niños. Otra cosa, Fabiola me dice que es vegetariana para acabar con la explotación de los seres vivos ¿se negará a comer arroz si le demostramos que ha sido recolectado por niños sin derechos laborales, o por trabajadores adultos que curran por una miseria?

Bueno, y de verdad insisto que lo que yo hacía era meterme con los obispos.

Lordo dijo...

Por cierto, que no lo había visto hasta ahora: los comentarios que dejaron en La Voz de Asturias:

http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=389347#EnlaceComentarios

Va a resultar que sí que son fundamentalistas.

José dijo...

Copio escrito enviado a La vOz de Asturias:

Mi escrito no tiene otra razón más que apoyar a su colaborardor Luis Ordóñez, duramente criticado tras la publicación de su columna de opinión el pasado domingo día 6 de enero.

Parece que aquellos que siguen una dieta vegetariana se han sentido ofendidos por esta opinión, y en algunos casos, como se puede ver en el foro de la edición digital de este periódico, dándole sin querer la razón en sus argumentos. Donde sólo había una inocente ironía entre los pecados de la carne de los que nos quiere salvar la Iglesia, y la dieta vegetariana, algunos vegetarianos han visto de todo, y nada bueno, por cierto.

La directora de AnimaNaturalis afirma hoy día 9 que es vegetariana por motivos de justicia: "no es correcto explotar ni beneficiarse de otros seres vivos", poniendo al mismo nivel los derechos animales que los humanos o laborales, con lo que está claro que si estuviera en sus manos, prohibiría matarles para este fin alimenticio. Y el foro de la edición digital de La Voz de Asturias no se queda corto: con participantes que señalan su afinidad a webs como "Día sincarne.com, hazte vegetariano.com y granjasde esclavos.com", o que afirman que matar animales para alimentarse constituye un asesinato, queda bastante claro que Luis Ordóñez iba más bien encaminado de lo que él mismo se imaginaba. Una participante "exige" que se le dé la misma igualdad (sic) a los vegetarianos que a los omnívoros en los medios de comunicación....

Para terminar ya, decir que soy enemigo declarado del tabaco y de que los fumadores perjudiquen a quienes no fuman (con muchas denuncias interpuestas por incumplimientos en toda España), que me consta y mucha gente se encarga de recordarme que Hitler prohibía fumar, y que me da igual lo que Hitler haya hecho en su abominable vida.

factoria7gritos dijo...

Por seguir con la polémica:
http://blogs.publico.es/mauroentrialgo/234/lunes-15/

Saludos :-)

Small Blue Thing dijo...

Sí, a La especie elegida me refería. El único texto de Arsuaga, que yo recuerde, donde cuela lo de la carne.

¿Por qué no sale en estudios posteriores? Pues porque comparativamente es un detalle. Los europeos comían carne: los asiáticos y los americanos no. Es tan ridículo como decir que en China la evolución llegó antes porque no la comían.

El neolítico no llega con la caza: llega con la agricultura, aunque esta no excluya la carne en la dieta.

Y sí, Arsuaga es muy riguroso y un gran paleontólogo, no digo lo contrario. Todo el mundo se tira pedos de vez en cuando (bueno, nosotros nos tiramos menos ;)


En todo caso, me parece terriblemente ofensivo, como vegetariana que no se mete con nadie, y como activista a favor de los derechos de los animales, esa comparación con los talibanes.

Vosotros, los que la coméis, deberíais estar mucho más preocupados por las condiciones de vida del ganado, y de las personas que trabajan con él, que nosotros; por la cuenta que os trae.