lunes, 28 de enero de 2008

Lo que no mola de ZP


Toda la legislatura esperaba cada domingo un buen tema para cargar contra el Gobierno. Me fue casi imposible porque el PP me abrumaba de lunes a viernes con tantas chorradas --desde la conspiración del 11-M, a la ruptura de España, la entrega de Navarra, la oposición al matrimonio homosexual...-- que me llenaba la garganta de mala baba y ganas de responder.


Bueno, pues parece que va a ser para el final cuando se pongan tontos del todo los socialistas. Esto de los 400 euros parece una chorrada monumental. Recuerda a los 2.500 por niño (de los que yo me he aprovechado, por cierto) cuando se podría haber invertido en guarderías públicas. Se lo podrían haber ahorrado, sólo la ampliación del permiso paternal a 15 días es ya un avance social impresionante. Un gobierno socialista debería defender con más coraje el gasto público y luchar contra la falacia de que menos impuestos es más dinero en manos de todos. No, lo que hay que pedir es una buena gestión de los impuestos.


Puestos aquí voy a enumerar sobre todo qué no me mola de ZP.


--Lo mal orador que es.

--Lo flojo que es con la Iglesia Católica (¡¡¡y todavía lo llaman anticristo!!!)

--Lo flojo que es con la monarquía.



Y aún así, me parece preciso que repita, que el PP asuma un anueva derrota, que se vayan a casa los irredentos del facherío y que acaben ya con la era Aznar, que es que es un dolor.
La viñeta de Vergara resume lo que pienso.

1 comentario:

Silence Messiah dijo...

Creo que es evidente, y es algo triste, que en este país apenas se puede hablar ya de izquierda. IU no es más que un partido lameculo para con el PSOE, que se ha convertido en la derecha española. No es de extrañar, pues, que el PP sea la ultra derecha, y el que no esté convencido solo tiene que oir un discurso fascista, homófobo y racista de Rajoy.
En estas elecciones, sinceramente, votaré por la esperanza de que no salga el PP.

Besos,

Adriana