miércoles, 23 de enero de 2008

Marrones y muertos


“Los etarras se tienen que comer este marrón después de todo lo que han hecho (…) Vamos a conseguir un escaño por cada muerto”. Dicen que dijeron los fontaneros peperos después del atentado del 11-M. Se quedaron en 148.


Yo lo he visto en Radiocable, también está en Público que para algo sale en un libro que ha escrito su redactora María Jesús Güemes.



¿Quienes fueron los necrófagos? Seguro que nunca lo sabremos, sí queda claro --por si no se había notado con la teoría de la conspiración-- que al PP las víctimas les importan un pimiento, salvo como alimento, como hienas o buitres.

2 comentarios:

Small Blue Thing dijo...

¿Y a ti qué rayos te han hecho las pobres hienas para compararlas con esos individuos?

Lordo dijo...

Sí, es verdad. Me disculpo ante las hienas y los buitres.