sábado, 12 de enero de 2008

Ya no está aquí Ángel González

Se ha muerto Ángel González, quizá el mayor poeta que habitaba entre nosotros. Le van a caer ahora elogios y homenajes. Yo pongo aquí una angelgrafía, obra de Lázaro Enríquez, sobre uno de sus poemas.




Sólo recordad que, además de un gran autor, fue un hombre comprometido, que sufrió los rigores de la represión franquista, que se le ponían las canas de punta en los partidos del Mundial cuando veía tanta bandera rojigualda y que, quizá, se murió del disgusto de ver la letra tan mala que le quieren poner a un himno que no acaba de parecernos el nuestro.

Bueno, y mi poema favorito:

Eso lo explica todo

Ni Dios es capaz de hacer el Universo en una semana.
No descansó el séptimo día.
Al séptimo día se canso.

Actualizado: Más angelgrafías en Pandiella y Ocio, aquí y aquí.

1 comentario:

José F. (Gijón) dijo...

Bueno, pues abro yo el bloque de comentarios.

Lordo ha escrito: "quizá, se murió del disgusto de ver la letra tan mala que le quieren poner a un himno".

Ya, ya sé que es otra ironía "lordiana", pero yo arrimo el ascua a mi sardina (con permiso de los vegetarianos, veganos y demás monodietistas) y afirmo e informo que se murió (aparte de su avanzada edad:82 diciembres) por fumar,y fumando. El País informa el domingo que se encontró una colilla al lado de la cama del hospital donde permanecía ingresado don Ángel. Su mujer puso una disculpa piadosa, afirmando que esa colilla habría entrado ahí en la suela de algún periodista. Ya, pero lo cierto es que no cuidaba NADA su salud el gran poeta, y fumaba continuamente. Murió de una crisis respiratoria. En algunas fotografías se advierten sus dedos amarillos por la nicotina. Si no fumase, hubiera llegado a los 90 ó más años.