martes, 12 de febrero de 2008

¿Quién lleva pieles?

Aún a riesgo de caer en el peligro de la autocita reincidente en el peor estilo Edans, me apetece volver al tema de la ecopropaganda y los totalitarismos que tanto éxito tuvo con el artículo de El peligro vegetariano. En concreto voy al asunto, que provocó mucho disgusto a la directora de Anima Naturalis, de terminar el artículo diciendo que Hitler era vegetariano y abstemio. Yo lo decía como una manera de destacar que son filias que, al fin y al cabo, no nos dicen nada de las cualidades morales de nadie, aunque también --y sobre todo-- por chinchar al personal.

Pues hala, insisto. Aquí una serie de anuncios de una campaña contra el uso de pieles que, fíjense, a quienes eligen para protagonizarlas:










Bueno claro, y no podía faltar nuestro querido Adolfo:






Ya ven, el Führer, que era vegetariano, abstemio y se ponía pieles. Un hombre complejo. Sólo una cosa, ¿y si Hitler hubiera prohibido, al llegar al poder, el consumo de carne y la venta de alcohol? Pues esto es lo triste, que los alemanes que callaron mientras se gaseaba a los judíos se hubieran rebelado en defensa de las salchichas de Franckfort y la cerveza de Munich.

5 comentarios:

DannyBoy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DannyBoy dijo...

Sigues con la cruzada por la empanada mental en la que mezclas dictaduras y derechos de los animales... Aún me pregunto qué clase de terrible hecho ha desencadenado tan enfermiza fijación.
En fin, para tu desgracia, comentar que Hitler no era vegetariano, puedes consultar sus biografías más serias y todo el mito que hay alrededor del mismo (por cierto, adoraba las salchichas, así que tranquilo, en ese universo paralelo que tanto te planteas, los animales seguirían en peligro de ser devorados); del alcohol, tres cuartos de lo mismo.
En cualquier caso, que Hitler no fuera vegetariano (o lo fuera) no tiene nada que ver con nada más que con eso mismo. Ver más allá no tiene sentido.

Lordo dijo...

Pues la empanada a la que aludes la deben de tener también tus acólitos ¿o no sabes leer? Como ves esta entrada trata de una campaña que asimila pieles a dictadores. Todos jugamos al mismo juego, pero tu pareces un integrista (y un poco analfabeto)

DannyBoy dijo...

Vaya, tardabas en descalificar… pero se te va la fuerza por las teclas.

Dices “Ya ven, el Führer, que era vegetariano, abstemio y se ponía pieles”, y eso es una empanada mental, la misma a la que yo hacía referencia, y no otra.

En cuanto al analfabetismo… pues qué quieres que te diga, no me gusta entrar en un tema personal que se sale del asunto, y es mejor que tú tampoco lo hagas, que las faltas ortográficas de tus textos te llenan de gloria.

Lordo dijo...

Venga, para ti el premio troll 2008