jueves, 17 de abril de 2008

Pericolo culattone



Meterse con Zapatero está bien, desde luego hay más de un motivo; yo tengo unos pocos, otros tienen muchos. Lo que me parece terrible es atacar al presidente español felicitándose por la victoria de Berlusconi. Esto han hecho los obispos italianos en su diario Avvenire. Dicen desde el obispero que la victoria del Cavaliere es la derrota de "la ambición, tan querida por el primer ministro socialista español, de proponer la desarticulación jurídica de la familia natural".




Esto es una falacia, por supuesto, y casi da pereza discutir cosas tan evidentes. Hoy destaca más la desfachatez de los prelados romanos por el comportamiento de los españoles, es decir, de la empresa de radio de su propiedad que ha despedido a una redactora por lesbiana y, gracias al Estado de derecho que no a la divinidad, ha sido condenada.




Cuando Giovanni Sartori estuvo en Oviedo para recibir el premio Príncipe de Asturias --su discurso es para enmarcarlo-- nos comentó que vivía como una desgracia para Italia que el Papa viviera en Roma, "preferiría que volviera a Aviñón", por lo mucho que se inmiscuía la católica iglesia en la política del país. Para los obispos italianos es un peligro promover derechos civiles para los homosexuales (cosas peligrosísimas como poder recibir una herencia si te quedas viudo, tener derecho a acompañar a tu compañero en un hospital si está enfermo, dar una buena vida a un niño huérfano) y se trata de algo mucho peor que reelegir como presidente a un empresario que controla la mayor parte de los canales privados de televisión y, ahora y de nuevo desde el gobierno, los públicos. Abajo la pluralidad informativa. Que Berlusconi haya sido condenado por corrupción o que haya tratado de hacer leyes a su antojo para escapar de la justicia son cosas menores para los prelados. El peligro son los culattoni.



(Actualizado, ¡Ah! Lo que yo habré maldecido a ElPeriodico tantas veces; y, sin embargo, me quito el sombrero ante la portada de hoy de Milo Manara, la mejor de toda la prensa española sin discusión)

Y mientras el Sumo Pontífice pidiendo perdón por los abusos a menores en EEUU. Pero ese tambien debe ser un tema menor.

1 comentario:

El que dice ¡Ni! dijo...

Berlusconi dará tema para muchísimos artículos, por desgracia. Es un auténtico agujero negro (y bien negro) mediático.

(comentario malévolo)
La iglesia valora la virginidad por encima de tantas cosas que me sorprende su desprecio hacia las lesbianas. Se ve que no han caído en que el porcentaje de vírgenes solteras (según su definición bíblica) seguramente sea mayor entre éstas que entre las heteros... :)
(fin de comentario malévolo)

Y ¡qué grande, Manara!