viernes, 2 de mayo de 2008

Acaparando la crispación

A la pregunta de "¿Crees que el PP acabará con la crispación en esta legislatura?"


Los lectores de este blog han respondido:


--Por supuesto, han aprendido la lección: 5 (10%)

--Ni hablar, sin crispación el PP no tiene programa: 29 (60%)

--¿PP? La culpa es de ZP que por su culpa se separaron los Beatles: 11 (22%)

--Con la crispación vivíamos mejor: 3 (6%)



No voy a decir que me sorprendan los resultados, una mayoría abrumadora se declara sin esperanzas (ni aguirres, ni nada) de que el partido conservador vaya a cambiar en los próximos cuatro años. Sólo un 10% tiene confianza en el último batacazo, y tres lectores declaran que con la crispación no se vive tan mal. En el fondo, es cierto, es un modo de vida.



Es culpa mía que no pueda interpretarse a las claras la opción que ha quedado en segundo lugar. Un 20% opina que la crispación es culpa de Zapatero, pero desconozco si lo dicen en serio o en un ataque de ironía, equiparándolo a Yoko Ono.



De momento, respiramos un poco más tranquilos porque el PP mantiene todo su ánimo crispador pero lo está concentrando en el interior de su propio partido. Hay muchas reacciones pero ya las ha recopilado Escolar y a mí me da pereza. De buena fe, aunque les parezca mal a los votantes conservadores, diré que toda la culpa de lo que pasa es de Aznar, de sus polvos y sus lodos que hoy los tienen enfangados.




Tal como en la foto, cayó en la tentación de ponerse el anillo y ya todo a su alrededor es Mordor.

No hay comentarios: