domingo, 11 de mayo de 2008

Constructores de poca fe


Son tiempos de recaudación de tributos y, a la campaña de la Iglesia católica para que se marque su casilla en la declaración de la renta, se han unido las voces de protesta de otras confesiones que también piden disponer de un medio similar para financiarse. Son curiosas todas las religiones, nos hablan de aspectos espirituales, de mundos ingrávidos y gentiles como pompas de jabón. Pero cuando llega la primavera todas se acuerdan del vil metal. Parece que a nadie se le ha ocurrido la insólita posibilidad de que cada cual se pague su fe y sus ritos sin tener que recurrir al Estado. Y además es mal negocio. Aún en el caso de que se abriera la declaración a todos y de que dios existiera, sólo una religión sería la cierta, así que se estaría financiado también al 99% de los falsos cultos.
Pese a todo, lo más novedoso de esta semana no ha sido la petición de pasta al Estado de musulmanes o protestantes, sino de los defensores de otros dogmas y, para más inri, esta vez reputados creyentes en teorías económicas liberales. Así, la patronal de la construcción le ha pedido “menos discursitos” a Solbes, que ellos prefieren buenos cuartos en época de vacas flacas. Cuando eran gordas todo era libertad de mercado, dejar hacer y menos intromisión en la economía, que ya sabía el mundo de los negocios cómo autorregularse. Por eso debemos ayudarles a mantener firmes sus convicciones. Ni un duro, vamos; no les dejen caer en la tentación de recurrir al pérfido sistema público. Son emprendedores, ¿no?. Qué poca fe.


(Aquí me las den todas, 11-05-08)

1 comentario:

El que dice ¡Ni! dijo...

¡Cómo osas comparar la religión con un negocio, hombre de poca fe!
Mira, te voy a dar más munición por si la quieres usar: adivina quién posee el dominio "portontos.com"... exacto, la misma Conferencia Episcopal del "portantos.com". Y lo tienen desde septiembre del 2007, o sea, previsores han sido sin duda :)