sábado, 17 de mayo de 2008

Gregorius Nekschot

(Si me equivoco que alguien que sepa holandés me corrija, creo que la leyenda del chiste viene a ser un juego de palabras entre el título de la reina Beatriz "reina de los holandeses" por "reina con todo")


He tenido un rato para rastrear por Google algo de Gregorius Nekschot, el dibujante detenido el martes en Holanda por incitación al odio. Reconozco mis carencias pues no hablo holandés y me he enterado de lo justo que se puede enterar uno surfeando (que no se pierda esta acepción del verbo) por la red. Parece que Nekschot ("tiro en la nuca", su nombre es un seudónimo formado por ese "apellido" y toma el nombre del Papa que instauró la Inquisición) es un artista de notable calidad en el trazo (a mi juicio) y bastanta faltoso en la elección de temas y guión. Suele cebarse con musulmanes y africanos, también con ultras de la izquierda y la derecha además de con cuestiones de la UE (he visto una viñeta bastante cafre en la que una holandesita sufre por tener el símbolo del euro colgado de los pezones y los labios vaginales). Seguro que es un campeón del mal gusto.
Yo todavía quiero que alguien me explique en qué mundo vivimos si alguien tiene que pasar la noche en un calabozo por hacer un dibujo.
En mi vida había oído hablar de este provocador, ahora su nombre estará pululando por la red y corre el grave peligro de que un pirado integrista le corte el cuello por el bien de la ley divina.
No sé qué pasa en Holanda, país que fue faro de tolerancia y en el muchos veíamos a Amsterdam como la Meca de los porretas, esa ciudad a la que había que peregrinar una vez en la vida. Creo que parte de sus problemas se explican bien en el libro Asesinato en Amsterdam de Ian Buruma. El libro, muy bien escrito, aborda el asesinato de Theo Van Gogh y los problemas de Ayaan Hirsi Ali, pese a lo que pudiera parecer se trata de un libro bastante neutral pero que trata el asunto en profundidad. Vargas Llosa le dedicó una reseña en El País con la que no comparto todos los puntos pero que es muy notable.
Me reconozco, con cierto humor, en lo que Buruma y Vargas Llosa definen como "fundamentalista de la Ilustración".

No hay comentarios: