sábado, 26 de julio de 2008

Por escrito

Hoy en El País viene un ejemplo de titular-chincha-y-rabia dirigido a Zapatero. Este de aquí:


Agotadas ya todas las noticias sobre las perífrasis que utilizó el gobierno para referirse a la crisis, las anécdotas con discos de Supertramp, y las admisiones a media voz de la palabra; hoy se lleva a portada que ya está escrito, negro sobre blanco, desde la c a la última s. Es una noticia más bien tonta, pero en todo caso la culpa es más de ZP que de la prensa, por empeñarse en hacer tabú una palabra y convertir así esa resistencia en chanza de rotativas. Casi peor que la crisis ha sido esa torpe idea de no mentarla, por si no se materializa, como si la política fuera magia simpática.

No hay comentarios: