martes, 28 de octubre de 2008

Aforismo

Una verdad pequeña se planta en el oído con un susurro; pero pronto ruge en el corazón como las ramas de un árbol sacudido por el viento.

No hay comentarios: