sábado, 4 de octubre de 2008

Lágrimas de hombre



Hay estadísticas que te estrellan contra la realidad, que te hacen pensar si de verdad conoces el país en el que vives. Me ha pasado con este informe sobre el abandono escolar prematuro. Nunca hubiera pensado que era tan alto, y tan distante de las cifras medias de los otros países de la UE. Resulta imprescindible echarle un ojo al pdf con el informe completo, es demoledor.

Al margen de los asuntos docentes y laborales quisiera hacer una reflexión sobre el hecho de que la diferencia en el abandono de estudios sea tan abismal en todas las comunidades entre hombres y mujeres. No se trata del primer estudio que pone de relieve que el fracaso escolar afecta de forma mucho más importante a los varones. Sin ánimo de escandálo (o sí, qué narices, con todo el ánimo) me pregunto si no va siendo ya hora de plantear una política de genero en la educación, eso sí dirigida a los chicos. ¿No habíamos quedado en que el sexo no es importante ni para la inteligencia, ni la atención o la capacidad de retención de datos? Pues venga, que estamos cojeando por el lado que menos atención recibe.

Pongo en relación otra estadística antes de que se les ocurra a otros. La de la mala calidad del semen que afecta a los jóvenes españoles. En la televisión se ha tratado el estudio con ciertas dosis de comedia y hasta en los telediarios he visto a chicas en institutos riéndose cuando se les preguntaba. Yo me cuestiono, ¿cómo se habría tratado este asunto si la infertilidad afectara de forma creciente a las mujeres? ¿No se habría abordado con sumo respeto, como un problema de toda la sociedad sin tratar de culpabilizar a quienes lo padecen? ¿Por qué en este caso no?

No hay comentarios: