jueves, 16 de octubre de 2008

Mi avatar lo flipa

De lo que he leído hoy en la prensa lo que más me ha sorprendido es este reportaje sobre la creación de una droga para Second Life. Según el artículo de El País, que amplía la información en este blog, se trata de una iniciativa a caballo entre las galerías de arte y la extensión lúdica de los videojuegos. El avatar virtual de Second Life se toma su píldora y lo flipa en la pantalla, ondas psicodélicas y murciélagos en el mejor estilo delirium tremens se pueden ver en este vídeo:



La parodia es uno de mis instrumentos del humor preferidos, que este invento trate de vestirse de "experimento paramédico" no sé si me divierte o no. El deseo de la ebriedad, viejo como la humanidad, no tiene nada de negativo siempre que se atempere con la mesura (por favor, leed los tres tomos de Historia universal de las drogas de Antonio Escohotado, debería impartirse en Secundaria). Me pregunto si los autores de esta idea no habrán pensado en qué podría decirles un usuario que diera a su avatar la píldora mientras empuña un canuto en el mundo real y en la mano izquierda, libre la derecha para el ratón. Más bien no.

No deja de ser en todo caso un asunto que nos permite plantearnos nuevas preguntas filosóficas sobre cuánto hay de real en el nuevo mundo virtual que hemos creado en la red. Y viceversa. Al hilo de esta historia he recordado un reportaje que escribí hace mucho sobre el profesor Jaroslaw Pykacz, de la Universidad de Gsansk (Polonia), quien (con cierta dosis de provocación) retaba a los estudiosos a considerar si los virus informáticos no son seres vivos.

No hay comentarios: