jueves, 30 de octubre de 2008

Mis verdaderas series

¡Ah! yo quisiera tirarme el moco ahora comentado los últimos estrenos de cine, quizá lo más avanzado de las producciones de series de televisión, lo que buena que es Life on Mars o Damages... Pero en realidad, la mayor parte del tiempo de ocio que dedico a ver creaciones audiovisuales se centra en estas dos series:




Pocoyo es lo más, qué voy a decir de la mejor serie española de todos los tiempos (Hernan Casciari, dixit). Mi hijo y yo estamos enganchados a las aventuras de este enano vestido de azul. Todavía no sé exáctamente qué es lo que le gusta a él de la serie, a mí me encantan los juegos con los planos a los que da pie el mundo de Pocoyo --se puede salir por la izquierda y aparecer por la derecha, como en el comecocos--, que Pato sea capaz de convertirse en casi cualquier cosa, el que te saquen a ver la luna antes de dormir signifique literalmente que te llevan a dar un paseo entre sus cráteres... En fin, no me negareis que hasta el corto de ahí arriba tiene más recursos cinematográficos que muchas pelis que se dicen "de autor".

Sí, yo descubrí Pocoyo a mi hijo, pero él me lo ha devuelto mostrándome El jardín de los sueños (In the night garden, que suena mucho más aterrador si se traduce literalmente). Es que fue él quien se empeñó en quedarse a ver esta historia algo surrealista de los sucesores de los teletubbies.



Parece que los protagonistas principales serían Igglepiggle y Upsy Daisy, pero mi hijo y yo somos grandes fans de Makka Pakka, el del vídeo, y es con el que más nos reímos cada vez que aparece en la pantalla. En fin esto es lo que hay si tengo que hablar de verdad sobre qué es lo que veo en televisión. Por cierto, es increíble la cantidad de publicidad que mete La2 en horario infantil, minutos y minutos; y más increíble todavía lo sexistas que son los anuncios de juguetes en el año 2008, mucho más que los de mi época. En serio.

2 comentarios:

Small Blue Thing dijo...

Me la apunto, y de acuerdo en lo de Pocoyo, pero Life on Mars también mola :D

Lordo dijo...

Me acabo de terminar Life on Mars y me encantó, aunque me decepcionó un poco el final. Es que yo hubiera optado por algo más dramático.