miércoles, 1 de octubre de 2008

Vargas Llosa se vuelve marxista

A mi me mola Vargas Llosa, es un gran escritor y un liberal de verdad. Es decir, es un auténtico demócrata, no un facha vergonzante que se dice liberal porque le da vergüenza que se le vean los correajes. Huelga decir que yo no coincido en absoluto con los principios liberales de desregularización, laissez faire y demás supersticiones sobre las bondades del mercado a su aire. Por eso me alegra ver que Vargas Llosa se ha vuelto marxista, no de Karl, claro, sino de Groucho. Lo dice aquí, cuando con desparpajo suelta: "un liberal jamás debería aceptar que los pobres contribuyentes salvaran a las empresas codiciosas que han acabado en la ruina".
Sin embargo, el problema ahora es que "estas instituciones no quiebran solas y parece indispensable el intervencionismo para salvar a los náufragos. A los liberales esta crisis también debe llevarnos a revisar la idea de que a menor Estado, mejor funcionamiento de la sociedad"


Digo lo de marxista por aquello de: Estos son mis principios y si no le gustan tengo otros.

No hay comentarios: