lunes, 24 de noviembre de 2008

¡Qué cruz!


Hoy el día está para ponerse anticlerical y para abusar de enlaces a El País; pero se lo han ganado con el reportaje a dos páginas sobre el "ateísmo contraataca", que es muy recomendable. En esencia, me quedo con una de las conclusiones que explica el teólogo Juan José Tamayo: este revival ateo tiene mucho de reacción (en el mejor sentido de la palabra) ante el intento de las religiones de influir en la vida pública mucho más allá de su grupo de fieles.


¿Qué no? Primero, tras una sentencia que insta a quitar un crucifijo de una escuela pública, saltan los obispos y el PP --que a veces son indistinguibles-- con argumentos de lo más peregrinos (en el peor sentido de la palabra). En resumen vienen a decir que "a la mayoría" no le molestan los crucifijos, que "una minoría" quiere imponerse y que hay una "importante" tradición cristiana. Olvidan que basta que con un solo alumno se sienta ofendido para que haya que quitar el crucifijo, en la escuela se aprenden matemáticas, lengua, ciencias, no supersticiones. Que una mayoría trate de imponerse por la fuerza a una minoría también es un atropello. Los obispos tienden a identificar lo español con lo católico, estaría bien que se lo dijeran a la cara a los miles de compatriotas que son judíos, musulmanes, budistas, agnósticos, evangelistas o ateos como un menda. A ver si ahora el DNI y el pasaporte también me lo van a tener que dar en las sacristías.


Casi, casi lo que lograron hacer durante 40 años de dictadura nacionalcatólica. Por eso no extraña que Rouco pida hoy olvido "por la reconciliación". ¡Lo dice un tío que cada año lleva los beatos de la Guerra Civil por docenas a Roma y que anteayer quería ponerle una placa a una monja en el Congreso! Aunque nos olvidáramos de los años 30 tendríamos que ser bobos para no acordarnos de la semana pasada. En fin.


¿Y esa foto de ahí arriba? Pues que cuando se quiso promocionar así la película de los Simpsons, también hubo grupos que se sintieron ofendidos, protestaron los paganos federados de Gran Bretaña. Por que no importa que creas en un solo dios o en muchos, todos podemos hacer el gilipollas.

No hay comentarios: