miércoles, 5 de noviembre de 2008

Yes, they could*

Sí que pudieron. Al final ganó Obama y ya hay demasiada información como para asentar la cabeza. A nadie con dos dedos de frente se le escapa que Obama es el nuevo presidente de EEUU, y no del mundo, ni de la república galáctica. Pero todo el mundo está demasiado emocionado hoy como para no hacer cábalas sobre cómo afectará a los demás este cambio. Allí, han podido, bien por ellos. So what can we do?




Ya habreis visto la que es hasta ahora la mejor obra de propaganda de lo que llevamos del siglo XXI, aquí con subtítulos en castellano, que no todos hablamos tan bien el inglés. Yerran todos los que desde esta mañana quisieran un líder semejante para Europa. Hace tiempo que EEUU eligió un camino distinto al nuestro. No se pueden comparar sus campañas electorales a las nuestras, ni siquiera se parecería una campaña de ámbito continental europeo (que tendría que ofrecer mensajes tan ambigüos de los candidatos para atraer a votantes tan distintos); tampoco es correcto ese paralelismo que a veces se ofrece entre Grecia (nosotros) y Roma (ellos). No. Me asombra el morro de todos los que en los últimos 8 años nos han cantado las virtudes de Bush y ahora reniegan de él, y abrazan la nueva era. Se equivocaron en todo con él y de buena gana, pónganse a la cola para dar su opinión, que otros ya llevamos mucho tiempo diciendo que sus mensajes mesiánicos, sus guerras infames y su neoliberalismo eran un desastre.

El vídeo Yes, we can es una maravilla norteamericana, pero ni uno de sus mensajes sirve para nosotros. No tenemos documentos fundacionales de una nueva nación, aunque los hubiera, repelería a nuestro buen jucio hablar de credo o rey en la montaña para marcar un camino al futuro. La buena Europa se construirá sin héroes ni mitos, somos tan viejos que los hemos gastado todos. Nuestro sueño habla muchas lenguas, ve como pesadillas los cánticos guerreros, a veces es aburrido y burócrata, pero ya ha dejado atrás la pena de muerte y camina a trancas y barrancas entre las zancadillas que le ponen 27 piernas. Lo que podamos hacer lo susurramos ahora unos pocos, para que algún día nuestros hijos o nietos lo lleven a cabo.


*(Ahora --06/11/08-- me doy cuenta de que lo correcto sería: "yes, they did")

1 comentario:

El que dice ¡Ni! dijo...

Qué miedo me dan las buenas intenciones aunque procedan de un mesías. Espero que cuando se les pase la euforia comprendan que lo que han obtenido, de momento, son 4 años de "yes we can", y la historia después dirá si realmente pudieron o no. Y qué placer el silencio de los liberales españoles que antes eran pro-bush, qué a gustito se está ahora sin tantos rebuznos.