viernes, 26 de diciembre de 2008

Superhéroe


Una vez fui un superhéroe. Con mi capa roja y una S como un rayo bordada en el pecho. Mis superpoderes sólo funcionaban en mi imaginación.


He vuelto a ser un superhéroe. Hace poco mi hijo me vio cambiando una bombilla y el efecto de ver que regresaba la luz de la mano de su padre fue impresionante. Desde entonces me señala esa bombilla y el resto de las que aparecen a su vista. Y en navidad hay muchas en la ciudad. Soy un superhéroe electrónico, soy el hombre que pone las luces en el mundo. Sólo en la imaginación de mi hijo y no por demasiado tiempo. Tengo que aprovecharlo.

1 comentario:

José Luis dijo...

Qué chulada de traje de superhéroe!