domingo, 11 de enero de 2009

Lo que no es exótico


Anda Aznar rabiado porque se le pueda malinterpretar después de haber dicho que el triunfo de Obama es un "exotismo histórico" y un "previsible desastre económico". Particularmente los augurios financieros del expresidente español a mí me tranquilizan porque ha demostrado ser un pésimo adivino que un día pidió en el Congreso que le creyéramos sobre la existencia de armas de destrucción masiva en Irak y ya nadie mueve un dedo por buscarlas. Y de sus firmes aseveraciones sobre la autoría del 11-M mejor ni hablar.
Exótico es extranjero, peregrino, extraño, chocante, extravagante y hasta bailarina de cabaret en México. Suponemos que Aznar no querrá que interpretemos que ha llamado a Obama cabaretera ni vedette ; con las demás acepciones que se atenga a sus palabras.
Desgraciadamente Aznar no tiene de nada de exótico si se le compara con buena parte de los dirigentes que ha tenido España a lo largo de su historia. Y aquí vale contar tanto reyes, como presidentes, ministros y hasta caudillos por la G. de Dios. Salvo escasas excepciones, los españoles hemos tenido que sufrir que se pusieran al frente del Estado personajes mezquinos, de dudosa o nula formación intelectual, que abominan del cosmopolitismo para regodearse en los peores tópicos hispanos. Aznar quiere ser coherente manteniendo su apoyo a Bush y sus locuras imperiales, y no se da cuenta de que confunde tenacidad, que es virtud, con terquedad de borrego, que es mucho vicio. Y todo la semana en la que sube el paro a 3 millones, qué forma de perder ocasiones.



(Aquí me las den todas, 11-01-09)

1 comentario:

leoygano dijo...

animo y suerte en vuestro intento antidespido.