jueves, 12 de febrero de 2009

Despedid a Miguel Ángel

Me alegra que el presidente no le haya hecho caso al gobernador del Banco de España después de haber pedido el "abaratamiento del despido". El caso es que no está bien no dar al que pide; y he estado pensando cuánto nos costará despedir a Miguel Ángel Fernández Ordóñez por eso de que hay que predicar con el ejemplo y que después de haber soltado su propuesta pues parece que estará mucho más guapo en su casa. Según el reglamento del Banco de España, los supuestos y remuneración para que se pire Miguel Ángel son estos (artículos 42, 43 y 44):



Vamos que le quedan 4 años para que termine su mandato. Le quedan 6 para llegar a la edad límite del reglamento; no consta su intención de renunciar a corto plazo, pero yo le veo bastante incapacitado para seguir ejerciendo. Está bien pensado que cuando lo deje no pueda trabajar en el sector privado durante dos años, tiempo en el que seguirá percebiendo "una compensación económica mensual igual al 80 por 100 del total de retribuciones asignadas a su cargo durante el período indicado". Y, ¡ay amigo! eso es lo que sale realmente caro. Échenle sin nada, y luego hablamos del resto.

No hay comentarios: